Kartox

Cajas para empezar a vender online

¿Te has animado recientemente con el eCommerce? Si es así, te estarás preguntando por cuáles son las mejores cajas para empezar a vender online.

Cuando estás empezando, en realidad no tienes claro cómo embalar tu producto. Es más, ni siquiera sabes cosas como qué tipo de caja es la adecuada, dónde comprarla, cómo se puede personalizar, qué más embalajes necesitas además de la propia caja, o la cantidad que deberías encargar al proveedor.

Si has llegado hasta nuestro blog es que te estás haciendo las preguntas correctas, y eso siempre es un gran principio. En Kartox somos especialistas en packaging y cajas de cartón, con lo que sabemos de lo que te hablamos.

¿Cajas estándar o a medida?

Empecemos por este aspecto, porque es una pregunta que nos hacen con mucha frecuencia clientes en la fase inicial del montaje de una tienda online.

Aquí la clave está en el producto: ¿realmente tiene unas características únicas en cuanto a forma y volumen? Aunque no es lo más normal, es cierto que hay excepciones como, por ejemplo, nuestro cliente Arena Stories, que no daba con el embalaje perfecto para sus sombrillas y creamos una caja a medida específicamente para ellos.

Cajas a medida

Aún así, la mayoría de los artículos que se venden en un eCommerce pueden ajustarse a cajas estándar. Nosotros mismos contamos con más de 1.000 referencias en stock. Solo tienes que introducir las medidas (ancho, largo y fondo) en nuestro buscador.

Cuando empiezas a vender online, al igual que offline, uno de los aspectos más importantes es el precio. Y, aunque nuestras cajas personalizadas tienen una fantástica relación calidad-precio, siempre es más económico utilizar referencias existentes.

¿Cuántas cajas comprar?

Piensa primero en cuántos productos diferentes tienes en tu catálogo. Evidentemente hablamos de tipologías, ya que a efectos de embalaje da igual que tengas 300 modelos distintos de carcasas para iPhone, esto no afecta a la caja para el envío. Sin embargo, si tienes 300 modelos de móviles, tablets, cargadores, portátiles, impresoras, monitores… aquí vas a necesitar varios tamaños de cajas.

Busca un proveedor que te permita hacer un pedido reducido al principio, asegúrate de tener embalaje para cualquiera de tus productos, pero no hagas un desembolso enorme al principio.

Hasta que el negocio no ruede, no vas a saber qué necesidades tienes de cada una de las medidas de caja, y puede darse el caso de estar necesitando permanentemente un tamaño y que tengas otro al que no das salida.

Cajas personalizadas, ¿merecen la pena?

Esto es un sí sin lugar a dudas. Una caja personalizada con nuestra imagen de marca, lo que hace que la experiencia de compra del cliente sea más consistente a la vez que satisfactoria. El hecho de recibir una caja con el logo de la empresa que nos envía el paquete genera una percepción de calidad mayor que una caja neutra.

Seguramente estás pensando que esto sube el precio y, efectivamente, el importe es algo mayor pero mucho menos de lo que piensas. Muchas veces pensamos que personalizar implica realizar un diseño complejo en cuatro tintas, pero hay alternativas muy efectivas por un importe mucho menor.

Puedes utilizar un simple sello de caucho para estampar tu logotipo sobre la caja, bolsas de papel o sobres. La inversión es mínima, y el acabado le da un toque muy personal a los envíos.

Por algo más de precio, sin dejar de ser económico, puedes encargar adhesivos personalizados que, además de aportar ese plus en branding del que hablábamos, también cumplen la función de precintar la caja como garantía de inviolabilidad.

Y por último, tienes la posibilidad más espectacular de todas: la impresión directa por flexografía, que permite acabados hasta en 4 tintas con un resultado impresionante, ¡por dentro y por fuera!

Aquí te dejamos un pequeño vídeo que te servirá de orientación de la mano de Martina Font, nuestra Marketing Manager.

¿Qué debo comprar además de cajas?

Siempre es recomendable adquirir también algunos productos de embalaje adicionales para los envíos. En el vídeo hablábamos, por ejemplo, de cinta adhesiva personalizada que le da un toque interesante, además de cumplir su función de cerrar y asegurar las cajas.

Cinta adeshiva de papel kraft

Para el interior del paquete, también hay algunos complementos que puedes valorar. El papel de seda, por ejemplo, le da empaque y clase al producto, haciendo que resulte más delicado.

En otro orden de cosas, y si lo que vas a enviar es un tanto delicado, también te será útil buscar algún tipo de relleno que amortigüe el contenido. En Kartox, por ejemplo, tenemos desde el clásico plástico de burbujas a otras opciones más sostenibles de relleno ecológico como el basado en papel.

Esperamos haberte ayudado a aclarar las dudas lógicas sobre tus cajas para empezar a vender online. ¿Hay algo más que quieras saber? ¡No dudes en preguntarnos!

 

Deja un comentario

shares