Kartox

Caja postal: qué son y para qué usarlas

Recientemente os explicamos en profundidad las características de las cajas con solapas, así que lo lógico es seguir con otro de los formatos que más se utilizan habitualmente. Y uno de los más populares es sin duda la caja postal.

Este formato de caja es uno de los preferidos de nuestros clientes de eCommerce. Y es que tiene una serie de características que la convierten en una gran opción.

A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber sobre las cajas postal. De este modo, te quedará claro si es la que mejor encaja en tu proyecto o si podemos encontrar otra más adecuada para tu caso personal.

¿Qué son las cajas postal?

En realidad, el nombre las define con bastante precisión: se trata de embalajes pensados y diseñados para su envío a través de plataformas de mensajería.

Es verdad que el “apellido” postal parece indicar que son específicas para el correo ordinario (y es cierto que son la caja tipo para este fin), pero en realidad resultan idóneas para su transporte y manipulado por parte de cualquier plataforma o proveedor logístico.

¿Cómo se producen las cajas postal?

Vamos a entrar en detalle para explicar cómo las diseñamos y producimos en Kartox.

Viendo el despliegue, se aprecia que tiene una mayor complejidad que otras alternativas más sencillas, como la caja americana. Aunque esta dificultad sería en todo caso técnica, ya que su montaje es realmente fácil y se hace en cuestión de segundos.

Como puedes observar en el gráfico que mostramos a continuación, la caja postal tiene 5 caras que constituyen los laterales, el fondo y la tapa. También cuenta con una serie de pestañas y troqueles que se pliegan, consiguiendo que sea muy robusta y sólida incluso sin la necesidad de utilizar cintas adhesivas ni precintos de ningún tipo.

Entre ese juego de pestañas existe una lengüeta que tiene por objetivo asegurar el cierre de la caja. Es imprescindible que tenga el tamaño exacto, puesto que, si no realiza un ajuste milimétrico, la caja corre el riesgo de no cerrarse adecuadamente y de abrirse accidentalmente al ser manipulada.

Para resumirlo mejor y que se entienda de una manera más clara, os dejamos este esquema:

  • En amarillo podéis ver la lengüeta que ayuda a cerrar de la caja. Es importante que tenga el tamaño exacto y no sea ni muy grande ni muy pequeña para el perfecto cierre.
  • En rojo podéis observar que en estos laterales de la caja el cartón es doble, por lo que le da una gran resistencia de envío.
  • Las solapas marcadas en azul evitan robos y también que entre suciedad o polvo, además de añadir una capa extra de cartón extra a los laterales para reforzar su resistencia y su capacidad de apilamiento.

Ventajas de la caja postal

La principal ventaja con respecto a otros tipos de cajas –y lo que la convierte en la preferida de los eCommerce– es que resulta absolutamente práctica. Al montarse de manera tan sencilla, las cajas postal pueden almacenarse desarmadas, ocupando un espacio mínimo, y utilizarse a demanda.

Esa facilidad para el comercio también se lleva hasta el cliente. El diseño tiene pequeños detalles que hacen que las cajas postales no solo sean elegantes y funcionales, sino también especialmente cómodas. Por poner un ejemplo, mencionar que cuentan con una muesca en la parte frontal que ayuda al receptor a abrirla.

Por supuesto, son personalizables con la imagen de tu empresa o con el motivo que quieras. En este sentido, te recomendamos que utilices etiquetas porque, aunque no es necesario emplear precinto, cumplen con la doble función de decorar y de ser un sello para que el cliente tenga garantía de que su caja no ha sido abierta.

 

Tipos y modelos de cajas postal en Kartox

Por cierto, ya hemos comentado que este formato requiere de un troquel de corte para conseguir el resultado final. Esto, lógicamente, suele implicar un coste adicional.

Pero en Kartox disponemos de todas estas cajas postales estándar que puedes consultar aquí, con lo que siempre te resultará algo más económico adaptarte a ellas que realizar una caja a medida.

Entre los distintos modelos y formatos, tenemos a tu disposición:

  • Caja Postal Plus: con más de 37 medidas diferentes, resulta difícil que ninguna se adapte a tus envíos.
  • Caja Postal con cierre: cuenta con un sistema especial de cerrado que garantiza la entrega del contenido en perfecto estado.
  • Cajas Postal en dos tonos: si no quieres utilizar la clásica caja de color kraft, puedes escoger entre las caja postal con el exterior blanco o negro.
  • Cajas Postal para usos específicos: para atender las necesidades de envíos concretos, como botellas o ropa, hemos diseñado modelos que incorporan separadores y asas de transporte.
  • Cajas Postal para Navidad: estacionalmente no hay un periodo que requiera de más mimo en el embalaje; por eso tenemos estas cajas impresas con estampados navideños.

Puedes hacer tu caja postal a medida

Al igual que nuestras cajas con solapas y otros modelos, si no encuentras la medida que estás buscando, en Kartox podemos fabricar exactamente lo que necesitas.

¿Cómo? Es muy sencillo. Entra en el configurador online y elige entre los 6 colores disponibles y las calidades (desde una onda simple de 1,5 milímetros a la doble onda plus de 6,5 milímetros y un gramaje de más de 800-­818 g/m2).

Ya solo te queda seleccionar las medidas que necesitas y la cantidad de unidades. Recuerda que Kartox es la única empresa que te permite fabricar cajas a medida a partir de una unidad (sin pedido mínimo).

En un par de clicks ya lo tienes todo.

¿Tienes dudas sobre las cajas postal? Compártelas con nosotros y te ayudaremos a despejarlas al momento.

 

Imágenes | Kartox.

Deja un comentario

shares