Kartox

Celebramos el Día de la Tierra todo el año

Recientemente celebramos el Día de la Tierra, una de esas fechas internacionales a la que se le debería dar una mayor relevancia y sobre la que hay que pensar.

La reflexión de este día debería ser: “¿Qué más podemos hacer por el planeta?”

Llevamos esta situación al mundo del packagingque es el que nos ocupa en Kartox– y entramos de lleno en algunas de las claves, estrategias y soluciones que podemos adoptar para que nuestra actitud y nuestros embalajes sean más sostenibles, el Día de la Tierra y cualquier otro día del año.

¿Qué es el Día de la Tierra?

El Día de la Tierra es una jornada dedicada a visibilizar los problemas que la acción de los humanos está causando en el ecosistema en el que vivimos: calentamiento global, plásticos en los océanos, deforestación…

El Día de la Tierra no es algo nuevo, ni tampoco una moda. Esta fecha se lleva celebrando desde 1970 cada 22 de abril. En su primera edición ya convocó a más de 20 millones de personas a lo largo y ancho de Estados Unidos, personas que tomaron las calles en multitudinarias manifestaciones.

Esto nos da una idea de algo importante: la conciencia ecológica no es una novedad: está presente en la gente de la calle cada vez con más fuerza. El consumidor es consciente de su rol ante el mercado, conoce las consecuencias del consumo y pasa a la acción de manera militante.

Creando conciencia desde el packaging

Todos nosotros tenemos en nuestra mano hacer las cosas un poco mejor. Cada gesto y cada detalle, por pequeño que parezca, suma en la defensa del medio ambiente.

Dentro de la industria del embalaje todos podemos aportar; nosotros, los fabricantes, pero también las empresas y los clientes. Estamos todos alineados con la toma de decisiones más sostenibles.

El objetivo ideal es reducir a la mínima expresión nuestra huella de carbono, al mismo tiempo que limitamos la cantidad de desechos que generamos. Esto significa que hay que actuar en dos grandes áreas: la creación y el consumo de packaging sostenible y el reciclaje.

¿Qué es el packaging sostenible?

El packaging sostenible es todo aquel embalaje que está diseñado y producido con la mayor eficiencia ecológica posible. Es decir: que resulta beneficioso, seguro y saludable para las personas.

Para ser considerado como tal es necesario:

  • Utilizar materias primas recicladas y reciclables: de ahí nuestra apuesta por el cartón ondulado por delante de los plásticos derivados de combustibles fósiles y el uso de tintas renovables seguras para el medio ambiente.
  • Debe respetar a los implicados en la producción: para saber si esto es así, nada mejor que guiarse por los logotipos medioambientales que acreditan esa responsabilidad. Kartox, por ejemplo, luce con orgullo los de FSC o PEFC, que dan testimonio de que el papel que utilizamos proviene de bosques gestionados sosteniblemente y que somos una marca responsable en la mejora del planeta.

Cómo ayuda el reciclaje de embalajes al Día de la Tierra

Cuando hablamos de reciclar, en realidad, estamos hablando de economía circular. Los recursos naturales no son infinitos, con lo que debemos poner todo de nuestra parte para conseguir que su uso sea óptimo.

De nuevo entra en juego el asunto de las materias primas. En la mano de los comercios está apostar por unas u otras. Nosotros siempre recomendaremos el cartón ondulado, que es biodegradable e incluso compostable cuando llega al final de su vida útil.

Además, hay otro aspecto importante: la reutilización. Las cajas y otros envases pueden usarse una y otra vez, no se descartan necesariamente tras un primer uso. La misma caja en la que llegó un producto puede servir para guardarlo cuando no se utiliza, para almacenar otros contenidos e incluso tener fines mucho más creativos, inspiradores y artísticos, como las manualidades.

Ayudar al medio ambiente es ayudar a tu negocio

El impulso de sumarse a iniciativas como el Día de la Tierra siempre surge de la necesidad de cuidarnos y cuidar a los demás. Pero eso no implica que no existan ventajas desde el punto de vista empresarial.

Los clientes, ya lo hemos comentado, tienen una preocupación medioambiental al alza. Para ellos no es un tema menor y, por lo tanto, no debe serlo para ti tampoco si quieres estar entre sus preferencias a la hora de resultar elegible.

Para un segmento cada vez mayor de la población, el comprar a una empresa que demuestra un interés real por la ecología es un valor añadido importante y no le importa asumir un sobrecoste si fuera necesario.

Es vital que seamos capaces de demostrar esa conciencia con actos, que no se quede en palabras vacías.

En un panorama como el actual, con el comercio electrónico creciendo a un ritmo casi frenético, una de las formas que tenemos de hacerlo es utilizar embalajes ecológicos, tanto en nuestro eCommerce como en nuestro retail.

Descubre el packaging eco-friendly de Kartox, reciclado y reciclable. Súmate al reto del planeta poniendo de tu parte, el Día de la Tierra y el resto del año.

 

Deja un comentario

shares