Kartox

Entrevista a Martina Font en “Informa’t”

Siempre que algún medio nos hace una entrevista nos sentimos muy honrados. Pero cuando es una como la que nos hicieron para la revista “Informa’t” del Consorci per a la Formació Contínua de Catalunya, no podemos dejar de compartirla con vosotros.

A lo largo de su extensión entramos en cómo, cuándo y dónde surgió Kartox, pero con el foco puesto en la importancia de la formación, que para Martina y el resto de los integrantes de esta empresa es uno de los pilares indispensables.

Sin más preámbulos os dejamos con las interesantes preguntas y reflexiones que surgieron al hilo de esta entrevista.

Entrevista a Martina Font

Martina Font y Francesc Font lideran Kartox, una empresa emergente de Font Packaging Group, surgida de la adaptación a las necesidades y la innovación en el mundo del cartón. La historia de una empresa familiar con más de 200 trabajadores que ha revolucionado el embalaje.

Entrevistamos a Martina, apasionada de su trabajo, economista de formación, codirectora general y directora de estrategia y comunicación de Font Packaging Group y manager de comercio electrónico de Kartox.

Empezamos la entrevista y antes de que tenga tiempo de preguntarle nada, ya me está explicando su pasión.

Hace muchos años el embalaje era algo muy cutre, era el último paso en la cadena de valor. ¿Recuerdas aquellos envoltorios de plástico o cajas feas? No se daba ninguna importancia, pero ahora el embalaje se ha revalorizado, hemos entrado en la tecnología 4.0 y debemos atraer a la gente joven. Desde el clúster del embalaje estamos trabajando para atraer talento.

“Más del 60% de los consumidores escogen los productos por su embalaje”

¿Cómo nace Kartox?

En el 2009 hubo un cambio generacional en Cartonajes Font, entramos mi hermano y yo en un momento en que la empresa tenía una facturación baja y queríamos ser competitivos. Nos planteamos una estrategia, todo el mundo enfocado en la cima, queríamos llegar a los 30 millones de facturación e hicimos cambios en los procedimientos, nos marcamos unos objetivos basándonos en la innovación.

Nos replanteamos un cambio de negocio, sobre todo basado en la innovación, la digitalización y la tecnología, la transparencia y la flexibilidad. Pasamos de ser Cartonajes Font a Font Packaging Group y abrimos diferentes líneas de negocio, tales como Kartox.

Para competir con una multinacional teníamos que ser innovadores, hicimos divisiones en la empresa por tipologías de embalaje y establecimos un director de producto en cada división (tenemos Consumer Pack, Plastic Pack, Industrial Pack, Protective Pack, Insu Pack, Olivé Corrugated, Protective Pack y Kartox e-Commerce). Con este modelo hemos patentado un producto que hizo que ganáramos premios entre 2013 y 2014.

¿Patentasteis un producto innovador, explícanos cuál es este producto?

Creamos un embalaje innovador, el Total Wine Pack. Es una caja resistente para transportar botellas; antes se fabricaba en porexpán y nosotros la hacemos con cartón.

Nos adaptamos a las necesidades del mercado, adelantándonos en el tiempo. Hay que ser predictivo y evolucionar antes que el resto.

Por lo que me cuentas, es necesario arriesgarse. ¿Cómo lo hacéis?

Tenemos un equipo de I+D potente, con ingenieros de embalaje e ingenieros de producto. A veces pasamos hasta 3 o 4 años formándolos en la empresa, para nosotros es básico.

Por ejemplo, antes un cliente nos enviaba una bañera para que pensáramos un embalaje, ahora el mismo cliente nos envía un archivo en 3D, y eso hace que nos adaptemos rápidamente a sus necesidades, pero a la vez requiere formación continua. No sé ver ninguna empresa que no tenga formación continua.

Me gusta lo que explicas. ¿Tenéis algún plan formativo en la empresa?

Sí, desde recursos humanos se diseña un plan formativo para la empresa. Hace 5  años, por ejemplo, no sabíamos qué era la industria 4.0; si no nos formamos en tendencias, no resistimos en el mercado.

Pero lo que más nos funciona es la formación ligada directamente al puesto de trabajo, estar al lado de los trabajadores y trabajadoras. Ponemos los seniors, que hace más de 30 años que trabajan aquí, junto a los juniors, para que les enseñen todo lo que puedan; es algo que afecta a las dos partes, todos aprenden.

Tenemos más de 2.500 clientes y necesitamos profesionalizarnos constantemente. Todo nuestro capital humano se ha de digitalizar, se debe formar, debemos ser líderes; si no, desaparecemos.

Creemos mucho en la formación, y desde el clúster del embalaje impulsamos un máster de embalaje en el Instituto Químico de Sarrià (IQS) para atraer talento joven.

He leído en algún artículo que en KARTOX sois disruptivos. ¿Qué significa?

Kartox fue una empresa de innovación disruptiva dentro del sector. Es la primera empresa en Europa que ofrece cajas a medida a partir de una única unidad en

línea. Ser disruptivo significa actuar rompiendo la armonía.

Fuimos muy innovadores, y esto hizo que en 2016 Kartox se llevara un premio al mejor comercio de innovación dentro de la categoría de los premios a los mejores negocios en línea (eAwards Barcelona).

“No entiendo una empresa que no haga formación continua”

Martina, ¿qué te ha llevado a ser tan emprendedora?

Hice un Erasmus en Suecia y me hizo cambiar, sobre todo en una visita a la empresa Volvo, cuando vi que no entendíamos igual los conceptos de empresa.

En 2001 ya trabajaban con espacios limpios, innovadores, una empresa de fabricación de coches estaba impecable, todo era blanco; en aquella época era impensable aquí. Llegué emocionada y con mi hermano creamos NT Pack, pero era demasiado pronto para innovar y fracasamos con el comercio electrónico.

En aquella época, la gente sólo compraba viajes por internet, y nuestro negocio era demasiado innovador. No podíamos hacer pedidos pequeños, servíamos tarde y mal. Fracasamos.

Esto nos hizo replantear el negocio. En 2014 lo volvimos a hacer y esta vez lo hicimos bien; ahora somos una empresa rentable y en crecimiento.

¿Qué has aprendido de todo lo que te ha pasado?

Debemos ser valientes, emprendedoras, no tener miedo al fracaso y aprender de lo que nos pasa. Yo tengo conocimientos de cajas, pero no tengo ni idea de webs, de envíos masivos, de contabilidad…

Debes externalizar lo que no sabes hacer. Un director o directora debe entender de todo, pero no tiene que saber hacerlo todo. Tienes que entender de tecnologías para hacer que el negocio funcione, se deben tecnificar los procesos y optimizarlos. Tienes que estar muy al día de las tendencias: el cartón no ha cambiado, pero la manera de venderlo sí.

En junio abrimos una sala de exposiciones en la fábrica para hacer formación con el cliente. Queremos que nuestros técnicos puedan encontrarse con los clientes, para que estén formados también a la hora de comprar; quiero poder analizarlo todo.

¿Martina, cuál es la clave del éxito?

Que lo que hagas sea único. Tienes que creer en lo que haces para tener éxito, tienes que ser persistente. Nosotros teníamos claro que triunfaríamos. En Kartox somos los únicos que hacemos pedidos pequeños de cajas a medida.

Pensamos como una empresa emergente y no como una empresa familiar. El mundo industrial está pensado para hacer 1.000 cajas de golpe, nosotros hacemos 1, 10, 100, bajo demanda. Kartox ha logrado posicionarse dentro del sector trabajando desde dentro, con la innovación y la tecnología.

Nos define la tecnificación y la adaptación constante a las necesidades. Siempre evolucionaremos para poder mantenernos en el mercado. Creemos en la formación y en la innovación, los puntos clave del éxito de toda empresa

Deja un comentario

shares